Siguenos en:
135 años entregando formación
Académica, Valórica y Cristiana

Reconocimiento Juan Pablo Gutiérrez Valenzuela

Enero 15, 2018

A partir del 2017 el Instituto incorporó dentro de sus reconocimientos y premiaciones, incorporó el Premio anual Reconocimiento Juan Pablo Gutiérrez Valenzuela que destaca la pertenencia al Instituto ligado a su misión de formar niños y jóvenes. Innumerables son las personas que han contribuido a edificar la historia de 134 años de vida institucional, educadores, padres y apoderados y estudiantes son la esencia del Proyecto Educativo Institucional, memoria agradecida que es parte de la herencia bicentenaria de la Madre Paulina.

El Instituto y gracias a la bondad de la Familia Gutiérrez Valenzuela, instauró el Premio Juan Pablo Gutiérrez Valenzuela que al cierre del año académico 2017, recayó en la estudiante Antonia Belén Rodríguez Silva del 6°A, quien visiblemente emocionada y entre sollozos, recibió de manos de la Profesora de Música Andrea Báez, un violín.

Fue complicado para Antonia Belén hilar palabras al cierre de la Premiación de finalización del año escolar, sin embargo, entre lágrimas dijo que para ella un orgullo continuar el legado de un estudiante como Juan Pablo, “fue una sorpresa máxima, nunca me lo soñé; estoy muy agradecida del colegio y de los papás de Janpi, es un honor muy grande para mí y una bendición de Dios”, subrayó.

Este premio anual reconocerá el talento musical de un estudiante unido a su esfuerzo, perseverancia y disciplina. Es un reconocimiento a quien se le otorga con una mirada a la diversidad de expresiones que Dios nos brinda para el servicio del Evangelio como Buena Noticia. Buena Noticia que la música prolonga y es en sí misma, pues ella viene de lo eterno, se hace finito y se devuelve al creador.

Juan Pablo, Juan Pi fue un estudiante que sirvió a su comunidad desde Pre-Kinder a Cuarto Año de Enseñanza Media, un joven talentoso, bondadoso, perseverante, curioso y esencialmente alegre que a inicio de este año perdió la vida en un accidente de tránsito junto a su compañero Benjamín Ulloa el 24 de febrero de 2017. Sin embargo, para quienes hemos abrazado la fe en el Resucitado, la convicción de que han iniciado la vida en Cristo abrazando su Amor Eterno abre la ventana de la feliz Esperanza y signo de lo que han sembrado es este tributo desde el arte musical. Ver Galería de Fotos